Saltear al contenido principal
La Colección De Oliva Arauna En El Centro De Arte De Alcobendas

La colección de Oliva Arauna en el Centro de Arte de Alcobendas

Si bien vemos cómo en muchos sectores, incluido el mundo del arte, las mujeres han sido generalmente menos visibles, hay que reconocer que en el galerismo de arte contemporáneo español, ha sido prácticamente lo contrario. Las principales galerías de arte de Madrid han sido impulsadas por mujeres. Destacan Juana Mordó que inauguró su galería en los sesenta, Juana de Aizpuru en los setenta, Soledad Lorenzo y Oliva Arauna en los ochenta y  Elba Benítez, Elvira González y Helga de Alvear en los noventa.

Con gran tristeza para los amantes del arte sufrimos cómo Soledad Lorenzo, Oliva Arauna y recientemente Juana de Aizpuru cerraban sus galerías, no advirtiendo continuidad a las mismas.

Ha sido a partir de ahí el momento para hacer visibles las colecciones que han ido configurando a lo largo de los años. Este es el caso de Oliva Arauna que cerró su galería en el 2015 y que ahora presenta una selección de la misma en el Centro de Arte de Alcobendas.

Si bien no me entusiasmaban todos los artistas que representaba la galería, hay que reconocer que la selección que se ha confeccionado para este centro tiene obras muy interesantes.

Me sorprendió encontrarme nada más entrar en la primera sala una pieza del colectivo andaluz Fuentesal y Arenillas que rescata materiales pobres para convertirlos en formas orgánicas. Son esculturas ligeras que construyen con las manos ensamblando maderas y tejidos con un detonante lúdico.

Fuentesal

Fuentesal y Arenillas

Continuando con la línea conceptual, el peruano Jota Castro (1965) produce una instalación en la pared a partir de un colchón y unos alambres. El colchón hace alusión a su nomadismo y los alambres a la culpabilidad que conlleva su desarraigo.

Jota Castro

“Madre” (2006) de Jotta Castro

En un viaje a Madagascar para ver un eclipse solar, la gran artista británica Tacita Dean (1965) queda absorta por los árboles Baobab que le recuerdan a personas humanas que mueven sus brazos hacia el cielo. Son árboles que le remiten al cuento del Principito donde simbolizan el paso de la infancia a la adolescencia. En ese libro son árboles gigantes que amenazan con devorarlo todo por lo que cada vez que sale un brote deben eliminarlo, haciendo alusión a cómo hay que atacar los problemas.

Tacita Dean

“Baobab VI” (2001) de Tacita Dean

Encontramos obra del madrileño Secundino Hernández (1975) que se caracteriza por sus enérgicas pinturas en las que combina el empleo de líneas con manchas de color.

Secundino Hernández

“Villejuif desde el otro lado” (2008) de Secundino Hernández

El artista alicantino Daniel Andújar (1966) es un activista que realiza intervenciones en el espacio público vinculando lo digital con lo real. Manifiesta la desigualdad en una sociedad de información. A partir de logotipos y publicidad corporativa enfatiza cómo los eslóganes políticos consiguen calar en la sociedad a pesar de encontrarnos en un mundo en el que nos vemos invadidos continuamente por textos e imágenes publicitarios con los que hacen competencia. Evidencia que bajo las promesas políticas se esconde una voluntad de control.

Andujar

“Eslóganes políticos” (2019) de Daniel Andújar

Es habitual en las exposiciones descubrir algún artista que suscita tu interés. En esta ocasión me atrajo el portugués Rui Calçada Bastos (1971), con una obra muy sencilla y conceptual a base de marcos sin foto. Dispone en el suelo una serie de marcos con fondo de madera en un lado y sin fondo en otro, con una posición de enfrentamiento y resaltando la ausencia y presencia del fondo. Rui da protagonismo a objetos que pasan desapercibidos colocándolos en lugares poco habituales y de forma poco frecuente. Le interesan los pequeños gestos y las relaciones humanas, como las que podemos imaginar a través de estos marcos.

Rui

“Conflicto interno” (2017) de Rui Calçada Bastos

Junto a esta exposición hay otra basada en una mirada contemporánea sobre el Museo del Prado que refleja cómo los grandes maestros siguen siendo un referente para los artistas actuales que reinterpretan con códigos actuales, así que una razón más para visitar este centro.

Hasta el 5 de mayo de 2024

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba