Saltear al contenido principal
Argentina En El Padiglione D´Arte Contemporánea (PAC) De Milán

Argentina en el Padiglione d´Arte Contemporánea (PAC) de Milán

En cuanto llegué a Milán y vi que tenía un rato libre no dudé en volver al PAC donde había participado de una performance con Marina Abramovic (!946)  en 2012, con lo cual mis expectativas eran muy altas.

En esta ocasión, la exposición estaba dedicada a Argentina, un país que durante unos años fue el principal destino de los emigrantes europeos. Una selección de veinte artistas de la última mitad de siglo analiza las inquietudes del país empleando diferentes códigos de humor, protesta o incluso violencia.

Nada más entrar sorprende el cristo crucificado sobre un avión militar de León Ferrari (1920-2013). Una obra controvertida que fue censurada en sus inicios, pero que tuvo un gran éxito en el mundo del arte, siendo merecedora de uno de los premios más prestigiosos, el “León de Oro” de la Bienal de Venecia. Su objetivo era condenar la barbarie de la guerra y defender los derechos humanos.

León Ferrari

“La civilización occidental y cristiana” de León Ferrari

Liliana Porter (1941) recurre a personajes diminutos que coloca frente a dramas desmedidos que acentúan la vulnerabilidad del ser humano. En esta ocasión, una barrendera tiene ante ella una gran espiral de arena roja que se dispone a barrer tratando de borrar lo que no le gusta y comenzar de nuevo. Hace alusión a cómo unos ensucian e incluso rompen y son otros los que tratan de limpiarlo.

Liliana Porter

“La barrendera” de Liliana Porter

Actos de violencia como las piezas de Lucio Fontana (1899-1968), un artista que nació en Argentina pero que vivió muchos años en Italia y es considerado por muchos italianos como originario de su país. Algunos dibujos acompañan a uno de sus conceptos espaciales, en ellos rasga el lienzo dotándole de un carácter tridimensional.

Lucio Fontana

“Concepto Espacial” (1950) de Lucio Fontana

En el piso superior en una balconada de treinta metros de largo, se suceden carteles de los que se pegan en las paredes de las calles como propaganda, con una serie de bocas abiertas que gritan a modo de protesta de Gracriela Sacco (1956-2017). Representan los problemas de hambrunas que la artista ha denunciado invadiendo con sus carteles la ciudad en lugares y momentos clave como elecciones electorales. Esta obra se remonta a 1993, aunque la ha repetido en diferentes tiempos y situaciones adquiriendo nuevos significados.

Graciela Sacco

“Bocanadas” de Graciela Sacco

Mariela Scafati (1973) cuando fue invitada para participar en la exposición que iba a versar sobre la violencia, decidió que en vez de mostrarla explícitamente prefería reflexionar sobre cómo afrontarla. Para ello construye once grandes lienzos de color rosa que cuelgan del techo rozándose y representando cómo al tocarnos y unirnos podemos combatir esa violencia.

Mariela Scafati

“Cuantos cuerpos somos cuando te toco” de Mariela Scafati

Por último, quiero citar una de las instalaciones monumentales de color negro de Eduardo Basaldo (1946) que hace referencia a las catástrofes. En este caso asemejan moles de brea que se extienden por el suelo atrapando lo que hay sobre él, como un fenómeno que no podemos controlar y que condiciona nuestras vidas.

Basualdo

«Alumno moderno» de Eduardo Basualdo

Distintas formas de violencia presentes en Argentina son denunciadas en esta exposición en el pabellón de arte contemporáneo de la capital de la moda.

Hasta el 11 de febrero de 2024

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba