Saltear al contenido principal
Artistas Y Musas En La Fundación Canal

Artistas y Musas en la Fundación Canal

Si me preguntaran si preferiría ser artista o musa no dudaría en decir que musa. Me encanta la idea de poder inspirar a alguien a hacer cosas bellas, más allá de la propia creación.

Me parece fabulosa la idea de homenajear a las musas por el importante papel que tienen en la historia del arte. Sin ellas probablemente no podríamos disfrutar de muchas grandes obras maestras que han pasado a la historia. Ha sido la Fundación Canal la que ha decidido rendirles homenaje y ahondar en la influencia que tuvieron en estos grandes artistas.

La exposición se divide en cinco secciones que definen la relación entre el artista y su modelo.

La primera se denomina “Sin ti no soy” y muestra la relación de amor platónico o real entre duplos como Salvador Dalí (1904- 1989) y Gala (1894-1982), Julio Romero de Torres (1874- 1930) y Maria Teresa López, Toulouse Lautrec (1864-1901) y Jane Avril o Raimundo de Madrazo (1841-1920) y Aline Masson.

Toulouse Lautrec era hijo de aristócratas y sufrió una deformación física que le limitó a lo largo de su vida. Recurrió al dibujo para retratar la sociedad de Montmartre con sus cafés, cabarets y burdeles, que no eran aprobados por la moral imperante, mostrando todo su genio. Aquí podemos contemplar once litografías de esas mujeres que inspiraron a Toulouse Lautrec y, en especial, Jane Avril, hija de un marqués y su amante, que se convirtió en una de las bailarinas de can can más conocidas del Moulin Rouge. La retrató bailando, actuando y en su vida cotidiana, trabando con ella una gran amistad.

Toulouse Lautrec

“Divan japonais” (1982) de Toulouse Lautrec

Si hay una musa que impactó la obra de un artista, fue Gala. Dalí llegó a incluir el nombre de ella en la firma de algunas de sus obras. Tras su muerte, pinta el óleo “Tres enigmas gloriosos de Gala” en el que muestra tres momentos de la vida de Gala, en los que se observa cómo va disminuyendo hasta desaparecer. Se inicia el declive del artista.

Salvador Dalí

«Los tres enigmas gloriosos de Gala” (1982) de Salvador Dalí

En la segunda sección “Detrás de ti” homenajea a esas parejas que quedaron en un segundo plano para apoyar a su pareja. En este apartado encontramos a Joaquín Sorolla (1863-1923) y su mujer Clotilde García, Eugenio Granell (1912-2001) y su mujer, la también artista Amparo Segarra (1915-2007); Eduardo Chillida (1924-2002) y su mujer Pilar Belzunce o Antonio López (1936) y su mujer María Moreno.

Eduardo Chillida consideraba que nada habría funcionado si no estuviera su mujer. Ella se encargaba de la relación con las galerías y de la gestión económica. De esta forma separaba la parte artística que era la que le interesaba de la económica.

Pablo Picasso

«Sin título» (1951) de Eduardo Chillida

La tercera sección toma el nombre de “Las musas rotas”. Nos permite profundizar en la intimidad del artista. Pasiones, momentos de deseo y de dolor que marcaron su creación artística. Aquí destacan Pablo Picasso (1881- 1973) y sus mujeres, así como Francis Bacon (1561-1626) y George Dyer.

Pablo Picasso es un buen ejemplo de un pintor que llevó su vida privada al lienzo, representando sus momentos de amor y desamor a través de sus modelos, mujeres y amantes. Narró desde la etapa de conquista, para pasar al momento de plenitud de pareja y finalmente la decadencia y búsqueda de una nueva mujer. Son singulares los retratos cubistas de Fernande Olivier, los clasicistas de Olga Kokhlova y los eróticos de Marie Thérèse.

Picasso

“De modelo a artista” manifiesta cómo una modelo puede descubrir una vocación que hasta entonces no se había planteado y convertirse en artista.

Aunque no es tan habitual, es el caso de Lee Miller (1907-1977) y Man Ray (1890-1976) que estuvieron tres años juntos inspirándose el uno al otro. Ella comenzó como su ayudante y modelo y acabó siendo su amante. Crearon la técnica de la solarización en la que se sobreexponía un negativo consiguiendo una nueva imagen. Miller realizó reportajes de moda, fue surrealista y reportera de guerra. Una mujer valiente y audaz que quiso tomar una parte activa en el mundo de la creación.

Man Ray

“El cuello” (1929) de Man Ray

Por último, “Cómplices del amor y de la creación” abarca historias de amor entre parejas de artistas en las que cada uno desarrolla su trabajo creativo de forma paralela e independiente, lo cual fue muy innovador en su momento. Ejemplos de estas parejas son Maruja Mallo (1902-1995) y Rafael Alberti (1902-1999) o Gerda Taro (1910-1937) y Robert Capa (1913-1954).

La pintura surrealista de Maruja Mallo en el tiempo que estuvo con Alberti iba muy en paralelo con su obra. Se puede observar en su serie “Cloacas y campanarios” en el que trasmitía un mundo inhóspito, con la poesía de Alberti “Sobre los ángeles”. Lo que una transmitía con formas y colores el otro lo hacía con palabras. Maruja Mallo fue una mujer inteligente, luchadora e innovadora, fundadora del colectivo de artistas “Las Sinsombrero” que hacían alusión a un acto de rebeldía que ella promovió quitándose el sombrero como una forma de liberación. Colaboró con su pareja en diferentes proyectos como los decorados para obras teatrales de Alberti o las ilustraciones para sus poemas.

Maruja Mallo

Serie «Cloacas y campanarios» de Maruja Mallo

En total son trece parejas que ponen en valor el papel de sus musas, describiendo los diferentes roles que adquirieron, cómo se compenetraron con los artistas y la influencia que ejercieron en su obra.

Hasta el 5 de enero de 2024

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba