Saltear al contenido principal
Hilma Af Klint Y Piet Mondrian En La Tate Modern De Londres

Hilma af Klint y Piet Mondrian en la Tate Modern de Londres

Estar en Londres es siempre una oportunidad para ver grandes exposiciones de arte. En esta ocasión, era lunes, cuando gran parte del mercado artístico descansa, pero la Tate estaba abierta y sabía que era un museo que nunca decepcionaba.

La primera exposición que vi fue la de la artista sueca Hilma af Klint (1862-1944) y del holandés Piet Mondrian (1872-1944), del que había visto últimamente buenas muestras que ya he relatado en el blog. Por esa razón me voy a detener más en la pintora sueca, que es considerada como la primera artista en pintar cuadros abstractos, incluso antes que Vassily Kandinsky (1866-1944).

Ambos artistas comenzaron pintando paisajes a finales del siglo XIX para desarrollar su propio estilo abstracto décadas después. Precisamente, en una de las primeras salas podemos contemplar la minuciosa observación de la naturaleza por parte de ambos artistas.

A finales de 1890 Mondrian pintaba flores en estado de florecimiento y de marchitamiento analizando el efecto del paso del tiempo. Af Klint, por otro lado, representaba flores en diferentes estaciones del año para indagar a su vez en la metamorfosis de las mismas. Ella empleaba frecuentemente acuarela fruto de su conocimiento de las ilustraciones botánicas de la época. Él se fijaba en flores cultivadas como las lilas y crisantemos, mientras que ella en las que hallaba en el norte de Europa como las mazorcas de maíz o la armería marítima.

Hilma af Klint

Af Klint

A partir de las flores, ambos se enfocan en los árboles que conectan con otros puntos más allá del mundo visible. Af Klint combina su conocimiento científico botánico con el art Nouveau empleando formas sinuosas, vegetales y ornamentales. “El árbol del conocimiento” es una serie que representa el árbol bíblico que contiene la manzana prohibida que marca el bien y el mal. Fuerzas ocultas se esconden bajo formas orgánicas, círculos, espirales y remolinos.

Hilma af Klint

“El árbol del conocimiento” (1913-1915) de Hilma af Klint

Los árboles de Mondrian reflejan el efecto del cubismo en el que se representaban diferentes planos de un mismo objeto para combinar líneas verticales y horizontales.

Hay que tener en cuenta que el desarrollo de la ciencia y de la tecnología con nuevos instrumentos como el microscopio o la radiología generaron nuevas perspectivas más allá de la apariencia, lo que provocó que se buscaran también nuevos puntos de vista mediante el arte. De hecho, una de las salas está dedicada a la evolución que experimentan ambos artistas a través del color y las formas recurriendo al simbolismo.

Mondrian simplifica su obra representando los paisajes por medio de líneas verticales que representan la parte masculina y espiritual y líneas horizontales que simbolizan la parte más femenina. Son líneas que en sus inicios no se cruzan.

Piet Mondrian

Piet Mondrian

Alrededor de 1920 crea un nuevo lenguaje visual, el neoplasticismo.

Piet Mondrian

Piet Mondrian

Af Klint evoluciona su obra partiendo de líneas rectas y diagonales hacia otras más curvas que pueden recordar a flores u otras formas vegetales. Líneas sinuosas que atraviesan el lienzo y que muestran la interconexión entre los diferentes elementos. En cuanto al colorido recurre predominantemente al azul y al amarillo como reflejo de lo masculino y femenino.

Hilma af Klint

“Los 10 mayores” (1910) de Hilma of Klint

Ambos artistas reflejan su compromiso con la espiritualidad y misticismo que de alguna forma se traslada a su obra. De hecho, en “Las pinturas para el templo”, Hilma representaba lo que su guía espiritual le comunicaba en sus sesiones de espiritismo. Soñaba con crear un templo en espiral en el que pudiera colgar sus pinturas. Y en la “Serie II” realizó un grupo de obras sobre diferentes religiones de forma simplificada por medio de un círculo que se divide en segmentos en blanco y negro. Consideraba que la diferentes religiones enriquecían las unas a las otras y que debían complementarse con los conocimientos extraídos del mundo científico.

Hilma af Klint

«Serie II» (!920) de Hilma af Klint

En definitiva, una buena ocasión para ver la obra de dos grandes artistas coetáneos que no llegaron a conocerse y que partieron de la representación del paisaje para posteriormente buscar su propio lenguaje en la abstracción en el que manifestaron sus inquietudes espirituales.

 

Hasta el 3 de septiembre de 2023

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba