Saltear al contenido principal
“Océano Mar” En La Sala De Bóvedas Del Conde Duque

“Océano mar” en la Sala de Bóvedas del Conde Duque

Una de mis salas preferidas en Madrid es la Sala de Bóvedas del Centro de Cultura Contemporánea Conde Duque. Hay que bajar unas escaleras hasta sumergirte en una sala subterránea que incita a producir exposiciones como ésta denominada “Océano mar”.

El título hace alusión a la obra de Alessandro Baricco e intenta adentrarse en los misterios submarinos.

Bajo techos abovedados de ladrillo penetramos en un mundo paralelo en el que nos reciben una serie de esculturas de cerámica de la artista alemana Grace Schwindt (1979). Están impregnadas por trazos de bronce plateados como si se tratara de algas resplandecientes que se adhieren a las rocas mostrando su fragilidad.

Al fondo, una gran pantalla que expone una película de un océano de la mallorquina Mar Guerrero (1991), que nos hace sentir que estamos bajo un submundo acuático. Sobre esa inmensidad marina un cuerpo extraño aparece y desaparece sugiriendo una situación de peligro.

Grace Schwindt

“Donde nada lleva a nada” (2018) de Mar Guerrero y diversas esculturas de Grace Schwindt

Al girar a la derecha una gran obra del artista alicantino Jorge Peris (1969) muestra el posible fondo del océano en el que se acumulan piedras y flora sumergida en el mar y sobre el que además de materiales marinos como las algas, la arena y la sal, se posan joyas y objetos de un potencial naufragio. Destacan los collares con piedras preciosas que cuelgan sobre los árboles o una copa medio rota que genera la fantasía de una fiesta celebrada en esas inmediaciones.

Jorge Peris

“Todo se desmorona” de Jorge Peris

Giramos nuevamente a la izquierda y descubrimos unas fotografías del americano Allan Sekula (1951-2013) que retrata las consecuencias del hundimiento del petrolero Prestige en las playas gallegas. Muestra a voluntarios exhaustos recogiendo los restos de petróleo. Una forma de recordar una tragedia que acechó al mar Cantábrico y que afectó a los habitantes de la zona.

Alan Sekulla

“Marea Negra” de Allan Sekula

Se suceden otros videos, esculturas de madera y acuarelas como las del portugués Vasco Araujo (1975). Dieciséis son los cuadernos de acuarelas del artista que representan los dieciséis puntos cardinales de la Rosa de los Vientos que se emplea en navegación y que nos ayuda a orientarnos en un mar infinito.

Araujo

”Y ahora, ¿por dónde voy?” (2020) de Vasco Araújo

Al final de la sala, una instalación de la catalana Laia Estruch (1981) que representa la experiencia de beber agua de los orificios de las rocas. Para ello construye unos abrevaderos de hierro que pinta en azul y que nos trasladan a ese universo.

Laia Costa

“Sibina” (2019) de Laia Estruch

En definitiva, una magnífica representación del mundo submarino que nos hace sentir la soledad en el abismo del océano.

Hasta el 23 de julio de 2023

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba