Saltear al contenido principal
Generación 2023 En La Casa Encendida

Generación 2023 en la Casa Encendida

Muchas veces me preguntan cuál es la mejor forma de descubrir artistas con proyección. No deja de ser una forma de materializar el arte y verlo como inversión en vez de un objeto de placer, pero deja entrever lo que en realidad a todos nos gustaría, que los artistas en los que nos fijamos acaben teniendo éxito en el mercado. La respuesta no puede ser otra que ver, ver y ver y si es posible leer para entender lo que se ve e incluso estudiar la materia para comprender la obra y los circuitos artísticos. Es decir, interés y tiempo. Las galerías son un gran escaparate de los artistas emergentes, pero también convocatorias como las que hace la Fundación Montemadrid que cada año realiza una selección de artistas mediante una comisión de comisarios. Esta selección suele exponerse en la Casa Encendida y creo que es un buen lugar para descubrir nuevos talentos.

En esta ocasión quiero citar tres que me interesaron.

El primero corresponde al colectivo andaluz Fuentesal Arenillas (1986 y 1989) al que ya conocía y que se inspira en los patios andaluces, donde son frecuentes las charlas y los gritos, para generar unas esculturas blandas a base de tejidos crudos por fuera y rosas por dentro que se sostienen sobre alambres. Generan cuerpos huecos que nos invitan a asomarnos y que podrían recordarnos a la ropa tendida en el patio que atrapa las voces del vecindario o a las gargantas de un cuerpo que las escupen.

Fuentesal Arenillas

También me gustaría citar a la sevillana Mercedes Pimiento (1990) a la que no conocía pero que me cautivó con sus esculturas orgánicas de cera, fibra de vidrio y acero que investigan la interacción del cuerpo con el entorno doméstico y urbano.

Mercedes Pimiento

Por último, quiero citar otra propuesta interesante de la mallorquina Mar Guerrero (1991) que analiza las manipulaciones artificiales con perros y otros seres vivos. Así reflexiona sobre el paso del tiempo y nuestra relación con nuestros antepasados y futuras generaciones. Para ello, introduce en vidrio pelo canino que encapsula como si pudiera tener una segunda vida, fomentando la reutilización y el reciclaje.

Mar Guerrero

En definitiva, tres propuestas de artistas jóvenes que reivindican la escultura, pero dotándola de materiales nuevos, así como nuevas formas de exponer en el espacio que nos enseñan otra forma de mirar.

Hasta el 16 de abril de 2023

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba