Saltear al contenido principal
“Zero Y El Arte De La Postguerra” En El IVAM En Valencia

“Zero y el arte de la postguerra” en el IVAM en Valencia

Me encanta cuando voy a un museo a ver una exposición en concreto y descubro otra que me gusta tanto como la que iba a ver. Este fue el caso de la muestra “Zero y el arte de la postguerra” que descubrí en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM).

Escoge un momento de gran agitación artística tras la Segunda Guerra Mundial, entre 1957 y 1966 en Europa. Se trataba de un momento en el que estaban todavía en estado de shock y surgieron movimientos contra el imperante arte abstracto gestual e informalismo.

En esos tiempos se generaron colaboraciones entre los artistas y nuevas formas de dar visibilidad a su arte. Exhibían su obra en sus talleres durante una noche como si se tratara de una inauguración, comisariaban exposiciones y realizaban autoediciones.

Todos admiraban al Ítalo-argentino Lucio Fontana (1899-1968), el verdadero creador de un nuevo espacio para el arte. Fontana fundó el espacialismo en el que la materia y la pintura perdían relevancia a favor de la creación de espacios tridimensionales, con métodos como realizar un corte a un lienzo dejando entrever la pared y dotándole de una nueva dimensión.

Lucio Fontana

Obras de Lucio Fontana

En Dusseldorf surge el Grupo Zero formado por los artistas alemanes Heinz Mack (1931) y Otto Piene (1928-2014). Su objetivo era empezar de cero un arte más relacionado con la vida, el color y el movimiento. Crearon un arte geométrico serial que tendía al monocromo en el que empleaban materiales cotidianos. En 1958 publican la revista Zero.

En Milán los artistas italianos Piero Manzoni (1933-1963) y Enrico Castellani (1930-2017) crean la galería Azimut y apuestan por lo monocromático comenzando un nuevo arte. En 1959 publican la revista Azimut. Manzoni destacó por la utilización de ironía en el arte conceptual, considerando que todo lo que creaba un artista era arte, incluidos sus propios excrementos. Así creó su famosa “Mierda de artista” que enlató en unos envases como crítica al mercado del arte. Aquí podemos ver “Tela cosida” que realizó en 1961 y en el que se aprecia un tejido de algodón blanco cosido al lienzo. Por otra parte, Enrico Castellani crea pinturas extraflexionadas como la de la esquina de la siguiente imagen o con relieves, generando luces y sombras, llenos y vacíos.

Manzoni

“61-037” (1961) de Enrico Castellani                                                              “Tela cosida” (1961-2) de Piero Manzoni

También en Italia observamos cómo se constituyen otros grupos artísticos como el Grupo T en Milán o el Grupo N en Padua, en los que debaten sobre la relación entre artista, obra de arte y sociedad.

Al mismo tiempo, en Ámsterdam los artistas holandeses Armando (1929-2018), Jan Henderikse (1937), Henk Peeters(1925-2013) y Jan Schoonhoven (1914-1994), crean el Grupo Nul (cero en holandés) consiguiendo organizar exposiciones en el Stedelijk Museum.

Entre los artistas más activos nos encontramos al francés Jean Tinguely (1925-1991) que introdujo el movimiento en sus esculturas mecanizadas y el francés Yves Klein (1928-1962) con sus monocromos. Quería “liberar al color de la presión de la línea”. En su búsqueda de lo infinito se centró en el azul ultramar, llamado azul Klein, que domina gran parte de su obra como las que podemos ver en la parte inferior en la que la obra es realizada a partir de la pintura de cuerpos humanos desnudos que imprimen sus cuerpos sobre el lienzo.

Yves Klein

Yves Klein fundó el grupo de “les Nouveaux Réalistes” cuyo manifiesto fue firmado también por Jean Tinguely y el artista suizo Daniel Spoerri (1930). Este último es especialmente conocido por sus “pinturas-trampas” realizadas como ensamblajes de objetos como platos, vasos y restos de comida de lo que tomaba que pegaba a una tabla y colgaba de la pared. Llegó incluso a abrir un restaurante en el que preparaba él mismo la comida, pegando después los restos en tablones.  De esta forma absurda de inventariar, le interesaba el azar que surgía y que se convertía en fuente de creatividad.

Tinguely Spoerri

El Equipo 57 estará formado por José Duarte (1928-2017), al que no sólo tuve la ocasión de conocer, sino que llegamos a trabar una amistad , el escultor Ángel Duarte (1930-2007), el vasco Agustín Ibarrola (1930), el arquitecto y pintor Juan Serrano (1929-2020) y Luis Aguilera (1924-2011). Su trabajo colectivo tuvo lugar en París, desarrollando un arte abstracto geométrico basado en colores intensos y en la teoría de la interactividad en el que los colores variaban en función del que tuviera a su alrededor.

Equipo 57

Por último, observamos cómo otros artistas exploraron la consecución de efectos ópticos así como la interacción entre la obra y el espectador. Otto Piene, por ejemplo, investigará el movimiento y la luz.

cinético

En definitiva, asistimos a un total de 175 obras de la primera generación de artistas que tras la segunda guerra mundial proponen un arte nuevo que huye del vacío generado por la guerra. Se generan debates artísticos entre varios colectivos que surgen en distintas ciudades como París, Dusseldorf o Zagreb. En 1964 llega el arte pop americano a Europa por la bienal de Venecia y eclipsará muchos de estos movimientos.

Hasta el 12 de febrero de 2023

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba