Saltear al contenido principal
Pablo Picasso Y Cocó Chanel En El Museo Thyssen

Pablo Picasso y Cocó Chanel en el Museo Thyssen

Como ya comenté recientemente, el 2023 es el cincuenta aniversario de la muerte del artista malagueño Pablo Picasso (1881-1973) y vamos a tener varias oportunidades a lo largo de este año de profundizar en su obra.

Cuando vi que en el Museo Thyssen organizaban una exposición del pintor malagueño junto a la modista de alta costura Gabrielle Chanel (1883-1971), conocida profesionalmente como Cocó Chanel, me sorprendió que existiera algún tipo de vínculo entre ellos y pensé que sería agradable de ver, pero probablemente con una conexión conceptual forzada. Sin embargo, hay que reconocer que la labor de comisariado es fantástica y que la vinculación entre ambos genios es real y verdaderamente interesante.

Se centra especialmente en la década de los años veinte, en París. Un momento histórico en el que se inician los cambios hacia la modernidad, dominado por el inconformismo y la provocación.

Ambos personajes se conocieron en 1917 y compartieron los mismos ambientes.

Chanel trabajaba como una artista, con libertad, encontrando la inspiración en cualquier elemento que le rodeaba. Fue revolucionaria porque se centró en la liberación de la mujer. Simplificó los diseños eliminando los habituales encajes y volantes para fomentar libertad de movimiento. Veremos cómo la obra de Chanel mantiene una gran relación con el cubismo.

Chanel y Picasso

Ambos artistas desarrollaron la investigación espacial trasladando lo que pasaba en la sociedad a su trabajo. El cubismo rompía con las dos dimensiones exigiendo una observación activa de los cuadros, que llevaba a atravesarlos para descubrir otra dimensión. Para facilitar esa labor se representaban elementos sencillos como retratos o naturalezas muertas, mostrando diferentes perspectivas de ellos.

Hasta entonces la alta costura perseguía una conquista del espacio por medio de vuelos y volantes. Chanel decidió condensar ese espacio recurriendo a formas angulosas geométricas y a superposiciones de planos sin añadir volumen. Introdujo además motivos seriados geométricos, como el cubismo, lo que permitía cortar el tejido desde cualquier lugar, avanzado hacia la industrialización de la moda de forma no intencionada.Chanel y PicassoAmbos redujeron la paleta de color. En la pintura cubista tenía sentido ya que se pretendía eliminar distracciones y centrarse en la reconstrucción de la forma, por lo que predominaba el monocromatismo.

Coco Chanel, a su vez, recurría al blanco y al negro que consideraba como el camino para conseguir la armonía universal. Dejaba fuera otros colores más brillantes de uso más frecuente en la época. También decidió escoger tonos más apagados como el beige, muy presente en sus colecciones.

Chanel y Picasso

Los dos artistas comenzaron a utilizar materiales considerados hasta entonces pobres. Arena, papel o periódico en el caso de la pintura picassiana y en el de Chanel el punto o la ropa interior masculina, lo que ahora se llama miserabilismo de lujo.

Chanel y PicassoEn la tercera fase del cubismo las naturalezas muertas se hacen más claras, dándonos pistas para acercarnos a su obra y a su comprensión, lo que permite la introducción de colores más vivos como el rojo.Chanel y Picasso

En 1921 Gabrielle Chanel lanza su primer perfume, Chanel número 5, que se convierte en el más vendido de la historia. Una vez más, su sencillez supone una revolución en la época ya que los diseños habituales eran muy elaborados y rococós. El nombre también aunaba sencillez, en vez de ser evocador. De hecho, tomaba el nombre del número que tenía la quinta de las veinte propuestas de fragancias que le presentaron, y que corresponde con la que seleccionó.

Chanel y Picasso

Después de las vanguardias en las que dominaba la abstracción y cubismo se vuelve a la figuración. Observamos a su primera mujer, la bailarina rusa Olga Khokhlova, vestida de Chanel, reflejando una vez más esa conexión entre ambos.Chanel y Picasso

No hay que olvidar que, en el cubismo, Picasso colabora con otros artistas, siendo una excepción en su obra. Lo acabará abandonando y retornando hacia una pintura experimental y expresiva.

Desconocía la colaboración que hubo entre ambos artistas. Trabajaron conjuntamente, por ejemplo,  en la obra de teatro de Antígona reinterpretada por Jean Cocteau (1889-1963). Picasso desarrolló la escenografía y Chanel el vestuario. Aquí podemos ver algunos de los dibujos que empleó el artista malagueño en la planificación de la obra y vestidos de ella con un estilo griego propio de la obra.Chanel y Picasso

En 1924 se produce el ballet u opereta “El tren azul” a partir del libreto de Cocteau y una vez más participan ambos artistas. Mientras Picasso elabora el telón y el programa de mano, Chanel diseña los trajes, siendo la primera en confeccionar una diadema. Allí se representan personajes hedonistas muy del estilo del novelista americano Scott Fitzgerald (1896-1940), que esconden un gran vacío existencial. Los trajes de baño que crea Chanel para las bañistas representan a una mujer liberada que Picasso no dudó en retratar en “Las bañistas”.

Chanel y Picasso

En definitiva, podemos apreciar cómo ambos artistas revolucionaron su campo a través del color, del componente matérico y de su interpretación del mundo espacial.

Hasta el 15 de enero de 2023

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba