Saltear al contenido principal
Néstor Sanmiguel Diest En El Palacio De Velázquez

Néstor Sanmiguel Diest en el Palacio de Velázquez

Los días de calor en Madrid me motivan más a quedarme en la piscina que a ir de exposiciones, pero como no había ido la semana anterior ansiaba ese placer que me produce el arte y que deleita mi espíritu.

Me habían recomendado la del Palacio de Velázquez en el Retiro, del artista zaragozano Néstor Sanmiguel (1949) y no dudé en acercarme. Era una buena ocasión para ver además la del artista portugués Carlos Bunga (1976) en el Palacio de Cristal, también en el Retiro, que estaba segura de que me iba a encantar pero que, sin embargo, me impactó menos que ésta.

Cuando ya había visto la mitad de la muestra me percaté de que tras un grupo de personas que se movía en bloque para comentar cuadro a cuadro se encontraba el autor de la misma, un hombre de más de setenta años que con voz apagada comentaba sus obras con ilusión. Pregunté si podía unirme y fueron muy amables al acogerme. Me divirtió descubrir que eran oriundos de su pueblo de Aranda de Duero y que no habían dudado en coger un autobús para admirar la exposición de su vecino. Me pareció maravilloso tanto el interés de ellos como la disposición del artista para ir relatando anécdotas y compartiendo sus fuentes de inspiración.

Nos contó cómo en sus inicios compaginó su labor de artista con la de patronista en una empresa textil que no abandonó hasta el año 2000.  Su profesión le ha llevado a adquirir una lógica de orden sistemática en la que traslada el uso de patrones a sus lienzos.

Nestor Sanmiguel

Es un artista que trabaja en diferentes vías a la vez y en largos proyectos en contra de lo inmediato, tan propio de nuestra actualidad. Ha producido con varios colectivos artísticos, pero ahora prefiere mantener su individualidad.

Nestor Sanmiguel

Podemos apreciar referencias a la literatura, al arte y a la música. En el mundo del arte percibimos la influencia de Joan Miró (1893-1983), Jackson Pollock (1912-1956) o Jean-Michel Basquiat (1960-1988).

Una de sus referencias al mundo del arte se refleja en “El suicidio de Lucrecia” creando ilusiones ópticas como el op art , un movimiento que estaba presente en su época. En el fondo hay manchas de bolígrafo, que al mezclarlas con alcohol, dan la sensación de estar quemadas. Contrasta la claridad de las líneas blancas y negras y la opacidad que generan estas salpicaduras de tinta.

Nestor Sanmiguel

“El suicidio de Lucrecia. Venecia I.” (2000)

La literatura no sólo le influyó sino que llegó a incorporar la escritura a su obra transcribiendo manualmente algunos textos como “Rayuela” o “El libro de Manuel” del escritor argentino Julio Cortázar (1914-1984). Se apropia de las novelas y las convierte en la superficie del cuadro que traza con plantilla.

Nestor Sanmiguel

«El libro de Manuel» (1949)

En esta exposición, podemos identificar guiños a obras literarias de escritores como Faulkner, Cortázar, Patricia Highsmith o la autora inglesa Virginia Woolf (1882-1941). De esta última, hay una referencia a su novela «Las olas» en la que simula el movimiento de las mismas y que podemos apreciar con el autor de espaldas.

Nestor Sanmiguel

«Las olas»

Pero estas obras no están únicamente formadas por letras sino que observamos cómo trabaja por acumulación incluyendo lo cotidiano en sus lienzos. Agrega páginas de prensa, facturas, páginas de publicidad o cualquier objeto. Podemos observar un caso en el que incluye, en el fondo, publicidad que recibe en los buzones. Opta por velar estos panfletos dejándolos medio transparentes y semi ocultos sobre los que pinta otorgando más protagonismo a su pintura.

Nestor Sanmiguel

Le gusta el acto de reciclar y dar una segunda vida a algunos papeles pero dotándoles de una imagen diferente al barnizarlos y adquirir un color verdoso. En otra ocasión, el fondo lo constituyen papeles de las cajetillas que ha ido fumando. Su vida cotidiana se deja entrever en sus obras.

No siempre mezcla papeles para constituir el fondo de la obra, si no que una simple fotocopia puede tomar la superficie pintando sobre ella. Aquí perfila un marco de espejo negro haciendo alusión a lo que realizaban artistas como Paul Gaughin (1848-1903) para descansar la vista. Refleja la mirada del autor.

Nestor Sanmiguel

Son también interesantes los dibujos de paisajes que realiza con boli bic azul de forma cuidadosa y sistemática, como “Paisaje con bañista”. Es un artista que parece que trabaja a la contra, al alejarse de las prácticas discursivas del momento creando un lenguaje propio.

Nestor Sanmiguel

“Paisaje con bañista” (2011-2012)

En definitiva, ciento treinta obras componen esta muestra que reflejan el carácter metódico y preciso de este artista. En su obra incorpora su cotidianeidad, de forma que lo azaroso configura un arte particular y personal, el arte del asombro.

Hasta el 19 de septiembre de 2022

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba