Saltear al contenido principal
Andy Warhol, Uno De Los Padres Del Pop Art, En El Palacio Santa Bárbara

Andy Warhol, uno de los padres del pop art, en el Palacio Santa Bárbara

Los sábados por la mañana suele ser mi momento para ir de exposiciones. Muchas veces voy sola pero esta vez tuve la suerte de que se animara una amiga. El ajetreo de la semana no me permitió planificar la mañana y nos dirigimos al Museo Thyssen pensando que todavía exponía la de trampantojo. Tras la odisea que fue llegar allí atravesando manifestaciones que cortaban la Castellana y un tráfico de infarto descubrimos que ya había finalizado. Pero gracias a eso mi amiga me propuso una exposición de Andy Warhol que como no está en mi circuito habitual de museos ni me había percatado.

Nos dirigimos al palacio de Santa Bárbara que albergaba la muestra. Un palacete que ha sido utilizado como pop up store para vender objetos de moda y diseño o mercadillo de Navidad y que nunca había imaginado que podía dedicarse al arte. Sin ser el espacio ideal para un museo siempre es un placer pasear por este tipo de edificios y más aún rodeados de belleza.

La muestra del artista americano Andy Warhol (1928-1987) es de las que no sorprende, pero tampoco decepciona. Siempre es un placer poder disfrutar de sus obras y recordar la trascendencia de su arte como máximo representante del pop art.

Este movimiento marcó un antes y un después en el mundo del arte. Lo acercó al público al representar objetos cotidianos propios de la cultura americana  como sus treinta y dos latas de sopa Campbell que encontramos en esta exposición.

Nos lleva a cuestionarnos qué provoca que un objeto pueda ser considerado una obra de arte y qué le diferencia de la verdadera sopa Campbell. Se desarrolla un nuevo nivel de conciencia, una conciencia filosófica en el que no se valora tanto la representación sino lo que exprese la obra por sí misma. La psique adquiere más importancia que el propio ojo.

La sopa Campbell o el Brillo Box simbolizan esa época. Nos permite reflexionar sobre el capitalismo y la industrialización, que supuso un gran cambio en la forma de vivir esos tiempos.

Es interesante no sólo lo que significa sino la propia forma de representación. Al crear unas latas de sopa como si fueran una escultura nos acerca a la realidad al ser muy similar a lo que vemos en nuestro día a día. Sin embargo, al mismo tiempo nos aleja del mundo del arte ya que el público cuestiona la dificultad en desarrollarla antes de elevarla a la categoría de obra de arte. El valor reside en la propia reflexión, que hasta entonces era más propio de la filosofía que del arte.

Andy Warhol

Denuncia el capitalismo que promueve el consumismo exacerbado. Surgen herramientas de comercialización como la publicidad, que animan al consumo. Warhol, que comenzó como publicista, optó por emplear el lenguaje publicitario para retratar la sociedad consumista y la incitación al consumo. Un lenguaje con una plástica que tiende a emplear una limitada gama cromática, habitualmente centrada en colores primarios vivos sobre fondos blancos. Se crea la estética pop.

El pop emplea una pluralidad de lenguajes. Además de las clásicas pintura y escultura, se revoluciona el concepto de fotografía, se producen instalaciones, performances, películas, vídeo. Incluso se aplican nuevos materiales como pueden ser la tierra, la fibra o cualquier objeto cotidiano. Esto permite que se desarrolle una multitud de estilos que constituyen una época muy rica a nivel de creatividad y creación artística.

Otra de las formas con las que revolucionó el arte fue convertir la producción en serie, propia de la industrialización, en una técnica artística. Se apropiaba de imágenes que veía en periódicos para posteriormente plasmarlas en carteles que tenían un gran poder de comunicación. Iconos como Marylin Monroe, políticos como Mao, diseñadores de moda como Diane von Furstenberg o cantantes como Miguel Bosé forman parte de esta serialización. Una repetición incesante de imágenes que las acercaba a la población. Todos ellos se pueden apreciar en la muestra.

Andy Warhol

Warhol mezclaba su vida personal y profesional. Son famosas sus fiestas a las que acudían celebridades, miembros de la alta sociedad y gente anónima en las que había excesos, drogas y alcohol. El filmaba y retrataba el lado oscuro de la población newyorkina. Siempre con su cámara polaroid, fotografiaba a todos los que acudían a sus fiestas. Aquí podemos ver una selección de sus fotos.

Andy Warhol

Su creatividad también se plasmaba en su forma de vestir. Optó por ir tipo cowboy, con vaqueros, botas camperas y una gafas que fueron imitadas por toda una generación. Este excéntrico personaje no dudaba en vestirse como mujer. Así Lady Warhol se reproduce en los autorretratos en blanco y negro de Christopher Makos.

Andy Warhol

En la serie “Ladies and gentleman” hace referencia a la comunidad trans newyorkina que tanto frecuentó. Habla de sexo, género y opresión.

Andy Warhol

Artista multifacético, estuvo vinculado a la cultura, a la música y a la moda. Fue productor y diseñador de portadas de discos de vinilo de cantantes y grupos musicales como John Lennon o The Velvet Underground. Fue también el creador de la revista de moda Interview que todavía se publica. Todo ello se puede admirar en el Palacio de Santa Bárbara.

En definitiva, una muestra que nos recuerda la contribución de Andy Warhol al pop art y al mundo del arte. Nace una nueva etapa que implica un cambio radical en todos los agentes al introducirse un áurea filosófica que nos invita a la reflexión y que contrasta con la representación plástica tradicional. El arte adquiere una función educadora que lucha contra la alienación de la sociedad.

Hasta el 5 de junio de 2022

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba