Saltear al contenido principal
“Historias De Cronopios Y Famas” De Julio Cortázar

“Historias de cronopios y famas” de Julio Cortázar

Me encantan las tertulias, poder debatir sobre un tema consiguiendo profundizar en él y descubrir diferentes perspectivas que nos han pasado desapercibidas.

Mi marido me comentó que había una tertulia del argentino Julio Cortázar (1914-1984), que organizan habitualmente en la Residencia de Estudiantes, aunque desde la pandemia son online, y no dudé en leerme sus cuentos para participar en ella.

“Historias de cronopios y famas” es una serie de cuentos surrealistas que dan rienda suelta a la imaginación y que juegan con el absurdo o la exageración para narrar pequeñas historias sin sentido. Al igual que me atrae el surrealismo en el arte, también me atrae en otras disciplinas como la literatura o el cine que sacan a relucir lo que hay en nuestro subconsciente a través del mundo de los sueños.

Está compuesto por 64 relatos y se divide en cuatro partes.

Comienza con un “Manual de instrucciones” en el que parece querer alertarnos de que el lector no será capaz de comprender sus escritos sin esas indicaciones. Sin embargo, en realidad está dedicado a evidenciar situaciones ridículas a las que nos enfrentemos cada día sin apenas darnos cuenta. Entre ellas describe por ejemplo las instrucciones para llorar, para cantar o para subir escaleras.

La segunda parte, “Ocupaciones raras”, narra las tareas que lleva a cabo en su día a día una familia. Es especialmente divertida una de ellas en la que relata cómo hacer un nudo en un pelo, para luego dejarlo caer por el lavabo describiendo de forma exagerada hasta dónde habría que llegar para recuperarlo siguiendo la tubería del lavado hasta las cloacas.

La tercera parte “Material Plástico” se centra en las actividades del mundo laboral. Continua con historias graciosas y ocurrentes como cortar una pata a una araña y enviársela al Ministro de Relaciones Exteriores.

El título de la obra lo dan los últimos cuentos que describen las diferentes personalidades de la sociedad argentina. Mientras que los famas corresponden a la burguesía y la alta sociedad que se rige por un orden social, los cronopios son idealistas y sensibles y viven al margen de ese orden. Aunque su lectura nos lleva a debatirnos entre con cuál de los dos caracteres nos identificamos más, el autor parece tener algo más de simpatía por los cronopios. Ante esta disyuntiva, introduce a una categoría intermedia: los esperanzas.

Esta clasificación de la sociedad deja entrever una crítica al sistema determinado por los famas, siendo los cronopios los que se rebelan contra ella y los esperanzas la verdadera esperanza de la sociedad, que se encuentra entre ambos extremos.

Estos cuentos tuvieron una gran trascendencia en la población argentina, siendo estos términos empleados por los jóvenes al hablar de la sociedad.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba