Saltear al contenido principal
Bene Bergado En Alcalá 31

Bene Bergado en Alcalá 31

En la sala Alcalá 31 de la Comunidad de Madrid suelen exponer artistas españoles contemporáneos conocidos. En esta ocasión, la muestra era de Bene Bergado (Salamanca, 1963) a la que apenas conocía, pero he de reconocer que tanto su discurso como parte de su obra me interesó.

El proyecto se titula “Irreversible” y con él hace referencia a nuestra obsesión por el crecimiento como vía para alcanzar la economía del bienestar, olvidando el consecuente deterioro del planeta. Una forma de proceder a la que ya no podemos dar marcha atrás.

En particular reflexiona sobre cómo nos afectan las decisiones que se toman en el ámbito de la industria alimentaria denunciando cómo algunas enfermedades actuales son consecuencia de esas decisiones que deterioran el medio ambiente.

Al fondo de la sala, como créditos de películas, se ven todos los aditivos alimenticios aprobados por la Unión Europea, que se suceden rápidamente como si estuvieras en la bolsa de valores. Cuestiona el uso intensificado de ingredientes cuyo único objetivo es alterar artificialmente el color o el sabor y así aumentar su atractivo y el consumo. Considera que somos lo que comemos.

Bene Bergado

La sobreexplotación de la tierra es cuestionada a lo largo de la muestra. De esta forma, “Descomposición sobre peana” recoge doce cajas de fruta fundidas en bronce con objetos en su interior como berzas y hojas pintados al óleo que aparentan estar descomponiéndose. El uso frecuente del bronce lo emplea para remarcar la durabilidad y permanencia.

Bene Bergado

“Descomposición sobre peana” (2019)

Para esta exposición, presenta el proyecto “Filtros” compuesto de cuadros monocolores. Son lienzos que envuelve con diferentes tejidos a modo de filtros creando cajas de aislamiento inspirándose en el proceso de envasado que se aplica en la alimentación. Cuestiona cómo los envoltorios son fabricados por sustancias como el petróleo que, aunque permiten preservar los alimentos, finalizan su vida como residuos plásticos.

Estos lienzos monocolores vienen acompañados de otros lienzos con definiciones a modo de diccionario, aunque ligeramente modificadas por el artista, que nos llevan a identificar esa irreversibilidad.

Bene Bergado Bene Bergado

“Filtros” (2021)

Gliptoteca II recoge en una estantería un resumen de su trayectoria, en la que alguno de los objetos adquiere otra visión, una transformación o evolución en la representación. Los platos que parecen mordisqueados, “Ornamento y veneno”,  aunque simulan ser de porcelana son de bronce haciendo referencia a nuestra costumbre de devorar cualquier alimento mostrando a su vez que somos capaces de engullir cualquier sustancia.

Bene Bergado

“Gliptoteca II” (1990-2021)

En un extremo de la planta superior encontramos los “Huevos basura”. Huevos de diferentes tamaños y colores, contenedores de desechos plásticos, precisamente los que ha acumulado la artista, que llevan una inscripción en la cáscara con un código para seguir su trazabilidad ambiental.

Bene Bergado

“Huevos de basura III” (2016)

Otros objetos frecuentes de esta artista son las trampas. Con ello nos invita a reflexionar sobre cómo aquello que nos protege también nos encierra. A partir de jaulas reales que pinta en blanco simulando una obra constructivista o White Box, coloca en su interior objetos efímeros en descomposición deliberando así sobre la perdurabilidad de las cosas. La artista considera que somos capaces de adaptarnos a cualquier circunstancia, a cualquier hogar, aunque las condiciones no sean buenas.

Bene Bergado

“Trampa l”. Perteneciente a la serie Hábitats (2015)

En definitiva, Bene Bergado con sus obras pretende hacernos reflexionar sobre cuál es el verdadero estado del bienestar. Cuestiona nuestra obstinación con el crecimiento y la artificialización de la alimentación que deterioran nuestro mundo. Un mundo cuya naturaleza no es capaz de regenerarse al ritmo que impone el ser humano. La artista cree que hay que buscar un nuevo enfoque para nuestra sociedad y nuestro planeta.

Hasta el 25 de julio de 2021

 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba