Saltear al contenido principal
«El Crimen Perfecto» En  El Conde Duque

«El crimen perfecto» en el Conde Duque

Esta es la tercera vez en poco tiempo que recomiendo una exposición del Conde Duque, un espacio cada vez más relevante dentro del panorama artístico contemporáneo.

En cuanto descubrí que participaba la artista Mona Hatoum a la que hice un homenaje el día de la mujer en este blog, decidí ir a ver la exposición. La muestra comisariada por David Barro nos recibe con un título inquietante “El crimen perfecto”. Parte de una afirmación de Jean BaudrillardSi no existieran las apariencias, el mundo sería un crimen perfecto, es decir, sin criminal, sin víctima y sin móvil”. A partir de ahí el comisario nos hace responsables, como si de un crimen se tratara, de observar cómo el mundo se destruye a base de incendios, inundaciones o nevadas y de quedarnos pasivos ante ello. Cuestiona el propio devenir del progreso.

A través de la propuesta de varios artistas se cuestionará nuestro mundo y nuestra forma de actuar, concienciándonos de ello para posteriormente poder construir entre todos un mundo mejor.

Nada más entrar nos recibe una obra del artista portugués Baltazar Torres (1961) que denuncia la estructura capitalista dominada por sistemas supeproductivos que perjudican la sostenibilidad del planeta. Un ejemplo de ello es la desforestación. Pequeños muñecos rodeados de grandes piezas de madera muestran a un hombre disminuido ante ese gran sistema que le supera, reflejando la deshumanización a la que hemos llegado.

Baltazar Torres

Detalle de “You are in the game” (2007) de Baltazar Torres

Posteriormente, una gran malla metálica en forma de cubo de la artista catalana Susana Solano (1946) nos traslada a una jaula o prisión, con una alfombra que se asoma por la parte inferior. Parece decirnos que construimos nuestro mundo sobre ciertas comodidades pero sin dejar de ser una cárcel.

Vanneraud

“Encima de una alfombra” (2000) de Susana Solano

La artista francesa Françoise Vanneraud (1984) representa los paisajes que se encuentra en sus viajes como estas montañas nevadas. Simulan estar en pleno deshielo hasta el punto de que la nieve se desparrama por el suelo como una extensión del cuadro y nos alcanza. Refleja la fragilidad de nuestro planeta y la necesidad de cuidarlo para que perdure en el tiempo. Nuestros comportamientos frente a él determinarán de alguna forma su futuro.

Susana Solano

“Ni principio ni fin, un paisaje a la deriva” (2021) de Françoise Vanneraud

La artista libanesa Mona Hatoum (1952) nos sitúa en el hogar cuestionando el papel de la mujer. Para ello amplifica un objeto doméstico cotidiano de la cocina como este cortador de huevos que a gran escala. Los finos y afilados alambres, al adquirir el tamaño de un ser humano, se convierten en amenazadores. Es habitual que Mona Hatoum escoja objetos de la cocina, que habitualmente están vinculados a la mujer. Provocan una ambivalencia. Por un lado, los utensilios de cocina evocan un hogar acogedor y, por otro lado, cuestiona el arraigo femenino que puede pasar de ser placentero a convertirse en apresador y conflictivo, si está sobredimensionado.

Mona Hatoum

“Cortador” (1999) de Mona Hatoum 

Al salir de la exposición descubrimos una instalación de Amparo Sard “Rompiendo olas”. Asemeja a una gran roca compuesta de materiales de desecho reciclados que se queda incrustada entre dos muros.  Hace referencia a la importancia de cuidar los recursos naturales como el mar y delata cómo los residuos se acumulan en el agua y en las rocas deteriorándolo.

Amparo Sard

“Rompiendo el mar” (2021) de Amparo Sard 

Con esta exposición se pretende concienciar al espectador de cómo nuestra actitud frente a la naturaleza y frente a la vida nos están llevando a acabar con ella como si se tratara de un crimen perfecto. Debemos despertar nuestras conciencias y, en esta ocasión, una magnífica selección de artistas contemporáneos nos ayuda a ello. ¿Habremos dado un pequeño paso tras ver esta exposición para conservar y mejorar nuestro mundo?

Hasta el 18 de julio de 2021

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba