Saltear al contenido principal
Alexéi Von Jawlensky En Fundación Mapfre

Alexéi von Jawlensky en Fundación Mapfre

He de reconocer que desde el inicio de la pandemia dejé de frecuentar la Fundación Mapfre, uno de mis centros artísticos habituales. Anteriormente me entusiasmaba ir con mi hija a la que inscribía en el taller infantil. Le permitía descubrir la exposición entre juego y juego y posteriormente profundizar en ella con manualidades. Sin embargo, en este momento prefiero evitar espacios cerrados, y en especial espacios abarrotados como esta Fundación, cuyas exposiciones impresionistas y expresionistas son muy atractivas para los madrileños.

Pero cuando descubrí que nos aproximábamos a la clausura de la muestra del artista ruso Alexéi von Jawlensky (1864-1941) me apresuré a ir.

Naturalezas muertas, paisajes y sobre todo retratos dominan su obra, siendo este último género donde más despuntó.

Alexéi von Jawlensky

A partir de 1903 el color cobra protagonismo en su obra. En esos momentos se sembraban las primeras semillas del fauvismo, en el que el color predominaba por encima de la forma y de la perspectiva.

Entre 1908 y 1910 comienza a reducir los detalles, el color coge todavía más fuerza y su obra se vuelve más expresionista. Colores planos y figuras silueteadas con contornos oscuros típicos del cloisonismo.

Jawlensky fue miembro del grupo Der Bleue Reiter (el Jinete azul) que se constituyó en 1911 y que apenas duró dos años. Lo fundaron artistas expresionistas como Kandinsky o Macke interesados por el arte primitivo, el fauvismo y el cubismo, influencias que se perciben a lo largo de la exposición.

Alexéi von Jawlensky

Poco a poco fue reemplazando los colores vivos por otros ocres más apagados siendo los perfiles más angulosos y los rasgos más afilados, con un óvalo muy marcado.

Alexéi von Jawlensky                   Alexéi von Jawlensky

Dentro de sus retratos destacan las “Cabezas de preguerra”, las “Cabezas místicas” y las “Cabezas geométricas”.

Las “Cabezas de preguerra” son bustos que dejan de reflejar la personalidad del retratado. Por el contrario, van perdiendo su carácter individual en búsqueda del rostro sagrado.

 

Alexéi von Jawlensky

En 1914 los rusos se vieron forzados a salir de Alemania. Él huyó a Suiza dónde se recluyó, lo que provocó  una ruptura en su obra. Su pintura dejó de lado la figura humana para centrarse en los paisajes que apreciaba desde su ventana. Una rutina que le condujo a realizar variaciones del mismo paisaje, concibiendo series. Esa experimentación le llevó a emplear para algunos de sus paisajes un formato vertical, hasta entonces más habitual en los retratos.

Alexéi von Jawlensky

Influido por Kandinski, Matisse, Cezanne y Van Gogh aprendió a representar la naturaleza por medio de un potente uso del color. La aplicación de colores intensos, la libertad formal y la simplificación quedaban patentes en sus paisajes.

Alexéi von Jawlensky

Pronto volvió a los retratos, en los que quiso profundizar analizando las facciones humanas. Buscaba la espiritualidad. En 1915 podemos apreciar cómo con las “Cabezas místicas” los rostros fueron adueñándose del lienzo tratando de plasmar sus sentimientos religiosos.

Alexéi von Jawlensky

Cabeza mística: Anika, hacia 1917.

Cabezas cada vez más rígidas que llegaron a adoptar formas geométricas. Se fueron esquematizado hasta perder su expresión. Semblantes con ojos cerrados en los que la mirada se vuelve hacia su interior profundizando en la personalidad del propio artista.

Esta simplificación paulatina alcanzará la abstracción en sus “Cabezas abstractas” en las que apenas se intuyen los ojos, nariz y boca.

Alexéi von Jawlensky

Más de 100 obras componen esta muestra de Jawensky, que como hemos señalado, se caracteriza por el intenso tratamiento del color y por la búsqueda de formas esenciales. Una muestra cuyo lenguaje expresionista transmite el espíritu del artista.

Hasta el 9 de mayo de 2021

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba