Saltear al contenido principal
Petrit Halilaj En El Palacio De Cristal Del Retiro

Petrit Halilaj en el Palacio de Cristal del Retiro

Recientemente os hablé de la exposición de Álvaro Urbano, que conseguía un efecto “wow” por medio de algunas técnicas escenográficas que le dotaban de un cariz cinematográfico. Pues bien, para los que os gusta el efecto sorpresa os recomiendo que vayáis al Palacio de Cristal del Retiro a ver la exposición de su pareja, el artista kosovar Petrir Halilaj que ha representado a Kosovo en la Bienal de Venecia y ha participado en otras bienales como las de Berlín y Lyon.

Me atrevería a decir sin datos que es de las muestras más fotografiadas y compartidas en internet, y es que no es para menos. Si ya de por sí el Palacio de Cristal es un espacio que invita a la fotografía por su atrapadora doble visibilidad del interior y exterior de la misma, Petrir Halilaj propone de forma muy ingeniosa una serie de flores gigantes de gran belleza que aparentan crecer en el invernadero de un gran jardín, en el que pierdes el sentido de la escala pudiendo llegar a vacilar sobre si domina el gigantismo de las flores o el enanismo del propio visitante.

Petrit Halilaj flores

Y si uno se acaba acostumbrando a la enormidad de sus flores, como si se tratase de algo habitual, las garras de un pájaro te harán recordar que estás en un mundo sobrenatural. Eso sí unas garras de oro que proporcionan brillo a esa fantasía y que reflejan su pasión por el mundo animal.

Petrit Halilaj garra

Una exposición que a los más pequeños les hará sentir en “Alicia y el País de las Maravillas” y acercarse al mundo del arte. Pero igual que en cualquier cuento, no sólo observamos la belleza de la naturaleza, sino que la presencia de un hombre disfrazado de cuervo con un palo al hombro amenazante te hará estremecer.

Petrit Halilaj cuervo

La muestra se titula precisamente “A un cuervo y los huracanes que, desde lugares desconocidos, traen de vuelta olores de humanos enamorados”. Los pájaros representan la libertad, una libertad que nunca llegarán a alcanzar los seres humanos, una libertad que le gustaría vivir en su país donde sufre las barreras tanto políticas como sociales, en las que la sociedad no admite su homosexualidad entre otras cosas. Se inspira en las aves del paraíso. Unas aves que forman su hogar acumulando objetos de gran colorido. En este caso, el colorido procede de las grandes amapolas, claveles y lirios que sirven para conformar sus nidos y atraer a su pareja. Y es que el amor se palpa en la majestuosidad de las flores que produce en colaboración con su pareja, Alvaro Urbano.

En definitiva, una hermosa exposición en el que te trasladarás a un mundo de fantasía y en el que sentirás el abrazo del amor y de la libertad.

Hasta el 28 de febrero de 2021

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba