Saltear al contenido principal
Ignacio Gómez De Liaño En El Museo Reina Sofía

Ignacio Gómez de Liaño en el Museo Reina Sofía

Me encanta ir al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y descubrir artistas que no conocía. En esta ocasión fui interesada por la exposición de Concha Jerez y me encontré la de Ignacio Gómez de Liaño (1946), un poeta experimental, escritor y filósofo cuya colaboración con artistas le llevó a moverse en el terreno de la estética, intentando romper las fronteras entre los géneros.

En 1966 creó la Cooperativa de Producción Artística y Artesana (1966-9) con Herminio Molero y Manolo Quejido de la que formaron parte artistas españoles como Elena Asins y extranjeros como Alain Arias-Misson o Lily Greenham. Reclamaban una función social del arte. Ignacio se enfocó en la parte teórica y en la organización de eventos y exposiciones relacionados con la poesía experimental. Asimismo, influyó en centros artísticos como el Instituto Alemán y el Centro de Cálculo de la Universidad de Madrid o los Encuentros de Pamplona.

Cooperativa Producción Artística Artesana

En esta exposición se presenta la donación del propio Ignacio que incluye obras de arte, documentación y publicaciones que, junto a préstamos de otras obras, permiten componer una fotografía de lo que fue la experimentación española de esa época.

Nos situamos en la década de los 60 en la que comenzaba a haber una cierta apertura en el régimen franquista y un desarrollo económico que favorecieron las iniciativas culturales que proporcionaban una imagen de modernidad al país.

En la muestra se evidencia la red de contactos con artistas extranjeros a través de su correspondencia. Constituyeron una red internacional con estrecha relación, lo cual se constata en la segunda sala de la exposición donde se mezcla lo poético con lo plástico.

Asimismo descubrimos en otra sala cómo era ese contexto más local con piezas de artistas de su generación como Elena Asins, Julio Plaza o Sempere, así como algunos de sus proyectos con el Instituto Alemán.

La descomposición matemática del Greco en el Centro de Cálculo de Madrid es un ejemplo de la continua experimentación y de la estética científica.

Gómez Liaño Greco

Influido por la poesía concreta brasileña y el espacialismo francés, sus primeros poemas presentan matices de abstracción geométrica en el lenguaje tipográfico.

Consideraba la ciudad como un escenario vivo que podía ocupar con su poesía, lo que le llevó a practicar poesía de acción o pic-poem en la que se lanzaban a las calles en modo comando para expandir por ellas su poesía. Dos ejemplos de sus poemas públicos son “Dada” y “La nube” producido en 1971.

Gomez Liaño DADA Gómez Liaño nube

Llegó incluso a tratar de escribir en el aire, creando composiciones con globos, letras y signos de forma bucólica, como podemos apreciar a continuación.

Gómez Liaño cielo

En los años 70 trasladó la poesía a la arquitectura. Consideraba que el arte de la memoria consistía en la construcción de edificios mentales donde colocar por medio de imágenes especiales las cosas que uno quisiera recordar, abriendo de esta forma una gran perspectiva a la poesía.

Gómez Liaño maqueta Gómez Liaño cubo

Gómez Liaño Orografía poética

“Orografía poética” (1972)

Fue una época de gran productividad para Liaño con ejemplos como “Orografía poética” y sus máquinas poéticas que permitían componer poesía como un juego. De hecho, podemos encontrar un juego formado por dos dados que invitan al espectador a tirarlos para crear poesía.

Gómez Liaño juego

El título d la exposición “Abandonar la escritura” me parece muy acertado. Por un lado, corresponde a uno de sus manifiestos que se reproduce en la primera sala. Por otro, hace referencia a que la creación literaria va más allá de la tradicional escritura en libros, sino que se traslada al entorno urbano, a la arquitectura, la plástica, lo lúdico y el azar.

En definitiva, la poesía de Ignacio Gómez Liaño junto a sus colaboraciones artísticas refleja su afán de experimentación en el que mezcla lo literario con lo plástico y performativo.

Esta entrada tiene 3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba