Saltear al contenido principal
“El Despertar” De Alvaro Urbano En La Casa Encendida

“El despertar” de Alvaro Urbano en la Casa Encendida

Recientemente hablábamos cómo la provocación es una técnica para generar atención y estímulo, empleada en los medios de comunicación y en algunos movimientos artísticos como el dadaísmo. Otro recurso es la sorpresa, muy habitual en el género cinematográfico y en las obras de algunos artistas, como Alvaro Urbano (Madrid, 1983), que desarrolla un arte experimental a base de instalaciones y performance que impacta en el público.

Tenemos la oportunidad de vivir una de estas experiencias con “El despertar” en la Casa Encendida, una de esas exposiciones que te sorprenderán.

Recrea el pabellón de los hexágonos de la Casa de Campo de Ramón Vázquez Molezún y José Antonio Corrales Gutiérrez, premiada en la Exposición Universal de Bruselas de 1958, que se encuentra actualmente abandonado, cuestionando la desatención de algunas edificaciones, su pasado y su futuro.

Alvaro crea un ambiente cinematográfico en el que al adentrarte en la sala te sorprende una neblina que resta visibilidad consiguiendo un carácter entre tenebroso y onírico al que le acompaña un sonido de resplandor que inquieta al espectador. Se dilucidan unas columnas hexagonales y siluetas de muros que permiten reconocer el edificio simulado y plantas que se van adueñando de esas piedras abandonadas y que consiguen trasladar mentalmente al público a un lugar muy alejado de la tradicional sala de exposición.

A modo de crepúsculo, la sonoridad va in crescendo paulatinamente y la neblina va desapareciendo al unísono, aludiendo al despertar del edificio que había quedado olvidado.

Alvaro Urbano detalle

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando la neblina ha desaparecido el espectador puede observar el deterioro del paso del tiempo, naranja con moho, colillas de cigarrillos pisoteados en el suelo, hojas secas…que unidos a pequeñas gotas de rocío que parecen surgir de las hojas le añade un carácter teatral en el que el espectador se convierte en actor de la misma.

Alvaro Urbano 2

Y es que Alvaro se interesa por construir ambientes y generar experiencias cinematográficas por medio de luces y sonido con la intención de hacernos reflexionar. La narrativa y la  ficción se mezclan para generar un espacio suspendido en el tiempo que le llevará al espectador a sentir diferentes emociones desde la tensión a la calma y a adoptar una mirada a la arquitectura como ser vivo, al que no se debe abandonar.

Hasta el 10 de enero de 2021

Esta entrada tiene 3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba