Saltear al contenido principal
«Rojo Y Negro» De Stendhal

«Rojo y negro» de Stendhal

Si en el último artículo literario, os hablé de Flaubert y nos posicionábamos con “Educación sentimental” a finales del siglo XIX, ahora vamos a irnos solo un poco más lejos, a inicios del siglo XIX con otro escritor francés, Stendhal, seudónimo de Henry Beyle (1783-1842).

“Rojo y negro” fue publicado en 1830, casi 40 años antes que “Educación sentimental”.

Existen varias interpretaciones sobre el significado de su título. Con el rojo podía hacer alusión a la sangre de la guerra y con el negro a la Iglesia identificada por el color del uniforme eclesiástico. La guerra y la Iglesia suponían en esa época los medios para ascender socialmente y ambos fueron utilizados por el protagonista con ese afán.

Y es que el protagonista, Julien Sorel, hijo de carpintero, muestra su ambición a lo largo de toda la historia por formar parte de la alta sociedad a la que en el fondo desprecia, adaptándose y comportándose como considera adecuado, con el único fin de prosperar. Es una crítica contra una sociedad hipócrita en el que predomina la cortesía.

Hay quien considera que el rojo es más un símbolo del liberalismo y el negro del conservadurismo porque se aprecia cómo el protagonista siendo liberal se integra en un mundo conservador al que sirve y donde quiere hacerse hueco.

Fue un niño lector, curioso, educado en el seno de una familia que no valoraba la intelectualidad y que decidió que el alcalde de Verrières, el señor Rênal, fuera el preceptor de sus hijos. Tras enamorarse de la mujer de su preceptor, la señora Rênal, y para acercarse a ella, se fue ganando poco a poco el cariño de sus hijos. En ese ambiente la fue seduciendo, para lo que aprovechaba los paseos que daban juntos al anochecer. Pero el marido recibió un anónimo explicándole que le había traicionado con su mujer y aunque no lo terminaba de creer, decidió separarle finalmente de su familia enviándole al seminario de Besançon. Sin embargo, antes de marchar tuvo lugar un encuentro con la señora Rênal en el que le declaró su amor.

En el seminario, el abate le dio la oportunidad de ser secretario del marqués de la Mole que tenía grandes influencias. Sorel se enamoró de su hija Mathilde, que también sucumbió al amor al verse atraída por una intelectualidad, muy superior a los que había conocido en su clase. Se quedó embarazada de él y decidió contárselo a su padre. El marqués de Mole, en principio, se negó a interceder por ellos puesto que no tenía su nivel social. Sin embargo, acabó por aceptarlo, darle un título y una renta para iniciar una nueva vida. Y cuando ya estaban a punto de cumplir sus sueños, el marqués recibió una carta de señora Rênal explicándole su inmoral ambición. El protagonista inmediatamente se dispone a visitarla y en ese momento la dispara.

Ya en la cárcel, Julien recibe visitas de ambas damas que le declaran su amor y mueven sus hilos para intentar salvarle, pero su destino acaba bajo una guillotina. La señora Rênal muere a su vez, tres días después, abrazando a sus hijos.

Una historia trágica de lucha por el ascenso social en el que, tras analizar las diferentes pasiones, cuestiona los valores morales de la sociedad, que quebranta con tal de posicionarse en una escala social. La sinceridad y la ética son transgredidos, a favor de un comportamiento acorde a unos modelos esperados, que son los que reciben la aprobación de esa parte de la sociedad.

Hay quien considera a Stendhal como el creador de la novela moderna, que abre camino a lo que será la gran narrativa del siglo XIX. Y también “Rojo y negro” como una de las mejores novelas francesas. Una de las primeras novelas realistas en la que predominaba la observación objetiva y las descripciones de sus ambientes y costumbres. Una novela psicológica con una magnífica declaración de los pensamientos, sentimientos y monólogos interiores de sus personajes. Es, de hecho, considerado el creador de la novela psicológica, uno de los elementos que más me interesa en la literatura, ya que nos permite adentrarnos en un mundo diferente al nuestro y comprender las vivencias de cada uno.

Con esta inmersión psicológica, obtuvo gran impacto en la literatura y consiguió tener una gran influencia en muchos escritores realistas, algunos de ellos los iremos comentando en este blog.

Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. Se trata de un fresco total de la sociedad francesa de la primera mitad del S. XIX. Aunque lo leí hace 20 años tengo todavía un vívido recuerdo. Estos días he recuperado un ejemplar y estoy pensando en releerlo, aunque tengo mucha plancha atrasada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba